¿Qué es un boletín de peligro de avalanchas?

Un boletín de peligro de avalanchas es una estimación de las posibilidades, tamaño y ubicación de avalanchas en el futuro próximo.

Para poder realizarlo es necesario recopilar mucha información que nos permita conocer la condición actual del manto de nieve, analizar la condición meteorológica actual a través de estaciones meteorológicas y revisar constantemente los distintos pronósticos meteorológicos para el futuro.

El proyecto CIAV es un proyecto a largo plazo, que se retroalimenta a si mismo. Cuanto más tiempo podamos recopilar toda esa información cada vez tendremos registros históricos más precisos que, a su vez, nos permitirán estimar el nivel de peligro cada vez con más confianza y exactitud.

Los profesionales del CIAv todos los días recibimos información de corrales nivometricos y estaciones meteorológicas que colocamos en distintos puntos de nuestras áreas de alcance, salimos al terreno a buscar información específica según la necesidad del día, revisamos distintos modelos de pronóstico meteorológico y luego de un profundo análisis de toda esta información estimamos un nivel de peligro de avalanchas para el día siguiente.

Para llegar desde toda esa información a un nivel de peligro utilizamos el denominado «modelo conceptual de peligro de avalanchas», una propuesta canadiense que se implementa en numerosos lugares del mundo con condiciones similares a las nuestras.

Tener un boletín de peligro de avalanchas es un trabajo duro y complejo, que requiere mucha capacitación en nivología y a su vez estar en el terreno día a día. Lo llevamos adelante porque estamos convencidos de que disponer de un boletín de peligro de avalanchas minimiza la cantidad de accidentes en la montaña y nos ayuda a cumplir nuestra misión: salvar vidas.

1 – Áreas de alcance de los boletines del Centro de Información de Avalanchas:

Actualmente se están generando diariamente boletines en las delegaciones de Chaltén y Bariloche. Los mismos tienen un alcance determinado, teniendo en cuenta las áreas más concurridas por los usuarios en conjunto con los recursos de los cuales se cuenta.

Es importante saber que las condiciones varían en el espacio ya que esto depende de la meteorología y de la orografía particular de cada zona. Por ello es que hay variaciones de dichas condiciones de la nieve entre cerros de una misma región las cuales hay que ir monitoreando diariamente. Mientras más grande es el área de cobertura, se requieren más recursos para dicho control. Es por ello que las áreas que se cubren tienen un tamaño determinado. Más allá de dichos límites no podemos garantizar que estos lugares mantengan las condiciones estimadas en nuestros boletines. Recomendamos que en el caso de que quieras ir a un lugar más lejos del que están establecidos en las áreas de cobertura de los boletines, te asesores con gente idónea para que corrobores las condiciones de la nieve.

Área de de alcance del boletín diario de avalanchas en la región de S C Bariloche

 

CIAv Bariloche

El área cubre 437 Km cuadrados
Límite al Oeste: Alrededores de la laguna Ilon
Límite al Norte: Macizo del Cerro Lopez.
Límite al Este: Alrededores del Cerro Challhuaco.
Límite al Sur: Alrededores del refugio Velco.

Área de de alcance del boletín diario de avalanchas en la región de Chalten

CIAv Chalten

Área de de alcance del boletín diario de avalanchas
El área cubre 130 km cuadrados
Límite al Norte:  Río Diablo
Límite al Sur: Ea. Los Huemules
Límite al Oeste:  Cerro Cagliero
Límite al  Este: ruta 23

2- Escala de Peligro:

Descripción de la escala de peligro a la cual estamos sujetos

1
PELIGRO BAJO

Avalanchas pequeñas en áreas aisladas o terreno extremo.
Poco probables avalanchas naturales y gatilladas por humanos.

Consejos de desplazamiento:

  • Generalmente condiciones seguras de avalanchas.
  • Esté atento a la nieve inestable en características aisladas de terreno.
2
PELIGRO MODERADO

Avalanchas pequeñas en áreas específicas o avalanchas grandes en áreas aisladas.
Poco probables avalanchas naturales, posibles avalanchas gatilladas por humanos.

Consejos de desplazamiento:

  • Mayor peligro de avalanchas en características específicas de terreno.
  • Evalúe la nieve y el terreno cuidadosamente.
  • Identifique lugares de preocupación.
3
PELIGRO CONSIDERABLE

Avalanchas pequeñas en muchas áreas; o avalanchas grandes en áreas específicas, o avalanchas muy grandes en áreas aisladas.
Posibles avalanchas naturales, probables avalanchas gatilladas por humanos.

Recomendaciones de desplazamiento:

  • Condiciones peligrosas de avalanchas.
  • La cuidadosa evaluación del manto de nieve,la eleccion cautelosa de la ruta y la toma de decisiones conservadoras son esenciales.
4
PELIGRO ALTO

Avalanchas grandes en muchas áreas o avalanchas muy grandes en áreas específicas. Probables avalanchas naturales, muy probables avalanchas gatilladas por humanos.

Consejos de desplazamiento:

  • Condiciones muy peligrosas de avalanchas.
  • El desplazamiento en terreno de avalanchas no es recomendable.
5
PELIGRO EXTREMO

Avalanchas naturales y gatilladas por humanos ciertas. Avalanchas grandes a muy grandes en muchas áreas.

Consejos de desplazamiento:

  • Evite todo el terreno de avalancha.

3 – Gráfico de peligro según orientaciones y altitud.

Este gráfico muestra:

  • Orientaciones de la montana en color de acuerdo al peligro (verde, amarillo, naranja, rojo y negro).
  • Parte de la montaña en cuestión (altura) (zona alpina, zona media, zona baja)

4 – Gráfico según Zonas de altura

Zona Alpina: es la más alta de las tres bandas de elevación utilizadas en este pronóstico. Incluye áreas alpinas donde cae la mayor cantidad de nieve y los vientos son más fuertes. No es una elevación exacta, sino una característica del terreno, comenzando cuando la línea de árboles se convierte en pendientes abiertas que se extienden hasta los filos y las cimas de los picos más altos.

Zona Media Montaña: es la zona media de las tres bandas de elevación utilizadas en el pronóstico. Es una zona de transición entre bosques densos y áreas alpinas sin árboles. Es la más estrecha de las tres bandas de elevación, y se extiende solo unos pocos cientos de metros por encima y por debajo de la línea de árboles. Varía localmente y no es una elevación o ancho constante.

Zona Baja Montaña: es la más baja de las tres bandas de elevación utilizadas en este pronóstico. Se extiende desde el valle o la línea de nieve más baja hasta la zona de Media Montaña. Es posible que haya áreas abiertas y árboles escasos. Las nevadas tienden a ser menores que las otras bandas de elevación. La cubierta de árboles protege la nieve de los efectos del viento

5 – Gráficos de problema de avalanchas

Se refiere al problema posible de avalanchas que podemos encontrar en el terreno que transitemos.

Placa de tormenta

Una placa de tormenta es una o más capas de nieve de tormenta reciente que se ha consolidado en forma de placa sobre una capa débil. La distribución de las placas de tormenta es generalmente mucho más amplia que la de las placas de viento debido a que la placa se forma como resultado de las nevadas en lugar del efecto del viento. Es uno de los nueve problemas de avalanchas identificados en los pronósticos de avalanchas.

El manejo de los problemas de placas de tormenta implica prestar mucha atención al ángulo de la pendiente y al tamaño de la pendiente, ya que la naturaleza generalizada del problema significa que tiende a afectar a la mayoría de las pendientes donde pueden ocurrir avalanchas.
Las placas de tormenta forman una fuerte unión con la superficie de nieve anterior durante un período de tiempo relativamente corto. Si permanecen inestables durante más de unos pocos días, es posible que se vuelvan a etiquetar como placas persistentes.

Placa de viento

Una placa de viento es una o más capas de nieve rígida depositada por el viento. Las placas de viento generalmente consisten en cristales de nieve que el viento rompe en pequeñas partículas y se compactan. La acumulación de nieve producida por el viento varía a lo largo del terreno, por lo que la gestión de los problemas de avalanchas de placa de viento requiere ser consciente de esta variabilidad. Placa de viento es uno de los nueve problemas de avalanchas identificados en los pronósticos de avalanchas. Por lo general se encuentran a sotavento

Placa persistente

Una placa persistente es un problema de avalancha que se define por una placa formada sobre una capa débil persistente. La nieve nueva que se acumula y se consolida sobre una capa débil persistente normalmente se etiqueta primero como placa de tormenta hasta que la naturaleza persistente de la capa débil se hace evidente con el tiempo.

Es más probable que las placas persistentes desencadenen peligrosas avalanchas gatilladas por humanos cuando la capa débil se entierra entre 30 y 100 cm por debajo de la superficie de la nieve. Cuando la capa está enterrada a más de un metro de profundidad, generalmente se vuelve más difícil de activar, pero aún puede resultar en una avalancha destructiva muy grande.

El manejo de los problemas persistentes de las placas requiere una comprensión sólida de la distribución del problema, ya que es poco probable que las pistas sobre el problema sean visibles en la superficie. También requiere una mentalidad paciente y diligente, demostrada a través de la voluntad de evitar pendientes sospechosas durante largos períodos de tiempo.

Placa profunda persistente

Las placas persistentes profundas son un problema de avalanchas definido por la presencia de una capa débil, generalmente en o cerca de la base de la capa de nieve, que resiste la unión a una placa subyacente durante un período de tiempo prolongado.

Esta capa débil es normalmente producto del metamorfismo de los granos de nieve dentro del manto en lugar de la acumulación de nieve nueva o la formación de una capa de nieve en la superficie. Una vez formada, una placa profunda y persistente puede durar un período prolongado, a veces durante toda la temporada. Pueden sobrevivir a numerosos ciclos de avalanchas y son intrínsecamente difíciles de predecir.

Un problema de placas persistentes y profundas a menudo conduce a un escenario de baja probabilidad / alta consecuencia, donde las posibilidades de desencadenar una avalancha son escasas, pero el potencial destructivo de cualquiera que se desencadene es grande. Manejar este problema implica evitar grandes caminos de avalanchas y evitar el terreno donde existe el problema

Avalancha de placa húmeda

Las avalanchas de placa húmedas son causadas por una placa gruesa y cohesiva de nieve que pierde su adherencia a una capa más débil después de humedecerse, mojarse o saturarse de agua. La placa que inicialmente falla puede ser muy firme o incluso dura, pero una vez que se mueven los escombros generalmente se convierte en una masa densa y blanda. Las avalanchas de placas húmedas generalmente se mueven más lentamente que los tipos de placas secas, pero a menudo son altamente destructivas debido a su mayor masa.

Avalancha suelta seca

Las avalanchas sueltas secas son un tipo de avalancha de nieve suelta compuesta de nieve seca. Es más probable que ocurran estos tipos de avalanchas, ya sea de forma natural o provocada por un hombre, cuando las capas de nieve de la superficie están compuestas por nieve profunda y de baja densidad.

Avalancha suelta húmeda

Las avalanchas sueltas y húmedas son un tipo de avalancha de nieve suelta compuesta de nieve mojada o húmeda. Ocurren cuando la nieve superficial pierde fuerza debido al derretimiento.

Debido a su alta densidad, las avalanchas sueltas húmedas tienden a contener una mayor masa y, a menudo, son más difíciles de combatir que las avalanchas secas sueltas.
En períodos de derretimiento o lluvia prolongados, las avalanchas húmedas sueltas pueden volverse muy grandes y destructivas. Estos eventos son más comunes más tarde en el invierno y la primavera, y están asociados con temperaturas cálidas, fuerte radiación solar y lluvia.

Cornisas

La caída o liberación de una masa de nieve que sobresale que se forma cuando el viento mueve la nieve sobre una característica del terreno abrupto, como un filo o cresta, depositando nieve en el lado reparado del viento (sotavento). Van desde pequeños labios de viento de nieve blanda hasta grandes voladizos de nieve dura de uno a varios metros. Pueden desprenderse del terreno repentinamente y retroceder hasta la cima de la cresta y tomar a la gente por sorpresa incluso en el terreno plano sobre la pendiente. Incluso las cornisas pequeñas pueden tener suficiente masa para ser destructivas. La caída de la cornisa puede arrastrar nieve superficial suelta o provocar avalanchas de placa.

Avalancha de fondo

Es la liberación de toda la capa de nieve como resultado del deslizamiento sobre el suelo. Las avalanchas de fondo pueden estar compuestas por nieve mojada, húmeda o casi completamente seca. Por lo general, ocurren en lugares muy específicos, donde la pendiente es lo suficientemente empinada y la superficie del suelo es relativamente lisa (por ej: slabs de roca). A menudo son precedidos por grietas de profundidad total, aunque el tiempo entre la aparición de una grieta y una avalancha puede variar entre segundos y meses.

Es poco probable que una persona desencadene las avalanchas de fondo, son casi imposibles de predecir y, por lo tanto, representan un peligro extremadamente difícil de manejar. Predecir el desencadenamiento de una avalancha de fondo es un gran desafío.

Debido a que las avalanchas de fondo sólo ocurren en pendientes muy específicas, en primavera, una salida segura depende de identificar y evitar esas pendientes. Las grietas por deslizamiento son un indicador importante, al igual que las avalanchas de fondo recientes.

6 – Meteorología:

Estudio de distintos partes meteorológicos de lo sucedido el día antes de hacer el parte de avalanchas. Desarrollando la explicación de las posibles consecuencias de hechos en el manto níveo. Acá también se describen los factores meteorológicos futuros relevantes para el dia del pronóstico.

7 – Recomendaciones:

Que se recomienda hacer y que no, a la hora de salir a la montaña. Zonas a transitar, o evitar.